¿De verdad le importas a tu pareja?

Tal vez suene un poco sin sentido esta pregunta ya que ¿Quién no sabe si es realmente amado o no por su pareja? En ciertas ocasiones las personas no somos totalmente infalibles, a veces podemos equivocarnos y suelen haber errores que duelen mucho más que otros errores. Eso lo sabemos. Son muchos los hombres y las mujeres que han compartido gran parte de su vida con una pareja que en realidad, nunca les han demostrado tanto amor como en realidad ellos merecían, o como ellos simplemente esperaban. Es posible que sus respectivas parejas nunca hayan creído demasiado en el compromiso que compartían.

Ese tipo de fracasos suelen ser los que más dolor nos causan, los que más nos hieren y los que más nos destruyen en aspectos emocionales a quienes lo hemos sufrido. La razón es que se ha invertido tiempo, ilusiones, esfuerzos, porque es posible que hasta se haya renunciado a factores que en un momento dado eran de gran importancia. Todo por esa persona que tal vez, nunca se atrevió a decirnos que realmente nos quería. O que, simplemente no deseaba entablar ese tipo de compromiso y dar un futuro a esa relación. De esta manera, es indispensable que sepamos atender a los indicios que plantearemos a continuación. Estos aspectos seguramente ya los conoces, pero merecen ser tenidos en cuenta y pensar en ellos más a menudo.

pareja-importar-comunicacion-juntos

La necesidad de estar juntos

Es uno de los aspectos más básicos y sencillos. Compartir espacio, tiempo, oportunidades, momentos, ruidos y silencio ahí donde tampoco se planteen las excusas de último momento que frustran ciertos encuentros, que hace que pasen más tiempo fuera de casa del que podrían justificar. El tiempo vivido en pareja ha de estar pulido por el placer y la complicidad, por el sencillo hecho de encontrarnos bien el uno con el otro. Obviamente no existe la necesidad de estar las 24 horas del día pegados el uno al otro, en absoluto, pero con el fin de saber que realmente somos importantes para alguna persona, habremos darnos cuenta de esa necesidad de encontrar instantes para estar juntos, y ante todo, que el tiempo que se comparte sea digno de recordar y no solo un encuentro por compromiso.

La importancia de la comunicación

¿Hay cierta complicidad y empatía? ¿Sinceramente, te escucha? ¿Recuerda lo que dices, tus ideas y tus planteos? ¿Es buena la comunicación con tu pareja?

Es imperativo que atendamos estos diálogos, apreciando el interés y la mirada en que nos vemos reflejados. Nuestras palabras son capaces de tener el poder de hacernos daño u ofrecernos felicidad. Lo que nunca debemos de percibir es la mera indiferencia. Sobre todo esa mera indiferencia. Esa neblina donde todos nuestros sentimientos se desarman y donde nuestras palabras, ya no tienen el efecto que poseían al momento de producir emociones en la otra persona. Si esto aconteciera, sería el momento de tomar decisiones importantes. Recuerda la importancia de cuidar siempre tu autoestima y evitar mantener una situación que no es capaz de brindarnos esperanzas.

aAaaAaA

El compromiso

La necesidad por madurar y mantener ciertos sentimientos y una relación es el compromiso. Posee relación con una preocupación por el futuro donde ambos individuos, sigan unidos y con la mente en llevar a cabo un proyecto en común. Puede que logremos mantener una relación gratificante y sincera, pero si no nos enseñan perspectivas de desear algo más profundo o de intentar madurar dicho proyecto dentro de un mismo horizonte en común, seguramente comiencen a surgir ciertas discrepancias y sobre todo, muchas diferencias de necesidades.

Debemos ir con cautela frente a esas falsas promesas, esas que ponen tiritas a nuestro presente con castillos en el cielo que poco a poco se van desmoronando. Debemos trabajar nuestra intuición y estar atentos a ese tipo de detalles, a las excusas con las que se crean la mayoría de los reproches y a los planes que no se alcanzan.

El interés por las pequeñas cosas

No siempre el interés está en que nos pregunten como estamos, o se interesen por si hemos descansado bien o que tareas hemos realizado durante el día. El interés de alguien puede ser notado en los gestos, en la mirada, y en los pequeños detalles del día a día. En apreciar que algo nos preocupa cuando arribamos a nuestra casa, e indagar en qué motiva a esa preocupación visible. Interés en conocer qué opinamos y qué pensamos sobre temas determinados. Interés por el mañana, el hoy y el ayer y en saber esos detalles que marcaron nuestra infancia, las manías insignificantes que poseemos en la actualidad y nuestro interés y proyectos en un futuro próximo. Sabremos que somos de gran importancia para una persona cuando su necesidad por conocernos y su preocupación por nuestra vida sea sincera. Lo sabremos cuando seamos capaces de apreciar en su lenguaje verbal y no verbal, ciertos tipos de empatía y sobre todo, plena sinceridad. Ese tipo de interés puede ser observado, intuido y sentido.

Síguenos en Facebook y Youtube!

[columns] [column size=”1/5″] flecha_rosa_derecha [/column] [column size=”1/5″]

[/column][column size=”3/5″]

Mantente al tanto en nuestra página de Facebook y nuestro BlogSuscríbete también a Youtube!

[/column] [/columns]

¿Que piensas?

comentarios