Semillas de Chía: Consejos para su Consumo y Utilización

La Chía, conocida también como Salvia Hispánica, es una planta herbácea perteneciente a la familia de la menta y nativa del centro y sur de México y Guatemala. Sus semillas se utilizan molidas como alimento gracias a sus grandes propiedades nutritivas.

Son consideradas como una especie de “Superalimento”, ya que contienen mayores cantidades de nutrientes que otros alimentos comunes, incluyendo vitaminas A, B, D y E, minerales, antioxidantes y fitonutrientes. Es una excelente fuente de fibras, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 y de oligoelementos como el Magnesio, Manganeso, Calcio, Potasio, Hierro, Niacina, Cobre y Zinc.

Entre sus mayores usos se encuentra el de quemador de grasas, sin embargo su utilización abarca muchos contextos. A continuación te los contamos:

Semillas de Chía en las Comidas

Desayunos

Junto con los cereales y acompañadas con leche o yogurt forman un desayuno muy completo, cargado de energías y absolutamente saludable.

En mermeladas y jaleas

Si mueles las semillas y las agregas a las mermeladas o jaleas de tu elección, lograrás aportarle un buen aditivo a tus desayunos y meriendas. Algunas de las mermeladas que combinan muy bien con las semillas de chía son la de fresa, durazno o arándanos. Antes de incorporar las semillas déjalas rehogándose en un poco de agua por unos minutos.

En ensaladas y postres

Puedes agregarlas directamente sobre tus ensaladas o verduras. Aporta un toque crujiente y nutritivo. Sobre los postres también quedan estupendas.

En el pan rallado

Mezclar las semillas de chía con el pan rallado puede ser una excelente manera de enriquecerlo.

Para hacer harina

Con un procesador potente para que las semillas queden perfectamente molidas, puedes preparar una excelente harina de semillas de chía, que podrá reemplazar perfectamente la harina regular. También puedes mezclarlas molidas finamente con la misma harina de siempre.

Para hacer una bebida energética

Puedes hacer una bebida deportiva casera llena de energía para recuperarte luego de hacer ejercicios. Mezcla las semillas de chía con agua de coco y recupera las fuerzas rápidamente.

Para espesar sopas o salsas

Una cucharadita de semillas molidas en las sopas o salsas te ayudarán a obtener una mayor cremosidad. Es un muy buen recurso sobretodo si no te gusta utilizar espesantes.

Para reemplazar el huevo

Una cucharada de semillas de chía molida con tres cucharadas de agua es un excelente reemplazo al huevo. Si hace una receta que por ejemplo, lleve dos huevos, puedes reemplazar uno por esa medida de semillas.

semillas-chia

Semillas de Chía en el Cuerpo

Para mejorar la cicatrización

El gel de chía puede aliviar el enrojecimiento y la inflamación. Es perfecto para aplicar directamente sobre las cicatrices.

Para hacerse una máscara para el pelo

Al mismo gel de semillas de chía agrégale jugo de limón y aplica la mezcla por 10 minutos sobre tu pelo.

Dieta reductora

Para lograr bajar de peso consumiendo las semillas de chía, debes tomar 25 gramos al día, de manera constante y al menos durante un mes. Prepara un vaso de agua o jugo antes de cada comida con 12,5 gramos. Bebe uno al mediodía y otro a la noche.

Antes de beber el vaso, deja reposar la mezcla por unos 30 minutos. Verás como las semillas se disuelven en el agua formando una especie de gel. Para ayudar a que el efecto de la chía sea mas satisfactorio, no olvides beber dos litros de agua al día.

Conoce más alimentos curiosos y saludables dándole “Me Gusta” a nuestra página de Facebook: Hagamos Cosas

¿Que piensas?

comentarios

Últimos Comentarios
  1. Hagamos Cosas!