Cómo elegir el mejor colchón para descansar bien de una vez por todas

Hola amigos! el mes pasado estuvimos transitando por la dura tarea de elegir un buen colchón, el justo y apropiado para que cumpla con todos los requerimientos que teníamos: que sea duro, tenga un buen tamaño, alto y de una marca que ofrezca una buena garantía. Estamos suuuuuper contentos de haber encontrado el nuestro y ahora dormimos mejor que nunca. Un nuevo colchón puede parecer caro, pero la forma en la que te cambia el descanso es incomparable y no tiene precio.

¿Qué tipo de colchones son mejores para la espalda?

Aunque hay muchos colchones en el mercado hoy día, gracias a la tecnología innovadora, es posible que consigamos un colchón que no solo logre que tengamos un sueño reconfortante, sino que a la vez evitemos los dolores de espalda. Hemos investigado muchisimos portales online, entre ellos Profesionalesdelcolchon.com, donde encontramos nuestro nuevo colchón Pikolín. Si queremos hacernos de un colchón que cuente con la mejor composición para nuestra espalda, entonces debemos asegurarnos que contenga una buena firmeza, una gran ergonomía y una excelente adaptación a nuestra figura:

  • Colchones con una firmeza alta: Si escoges este tipo de colchón, asegúrate de complementarla con un acolchado suave, que resulta perfecto para la espalda, pues esta clase de colchones puedes mantenernos en una posición ideal, evitando encorvaduras durante la noche.
  • Colchones con una firmeza media: Si en cambio eliges esta opción, debes saber que este permite que la columna se mantenga en la posición adecuada al momento de dormir.

¿Qué tipos de colchones existen?

Hoy en dia hay una gran cantidad de colchones diferentes. Esto puede ser una ventaja, o una desventaja para todos aquellos que recién comienzan su aventura en el mundo de los colchones. Hay mucha información nueva por absorber y muchos colchones por probar.

  1. Colchones viscoelásticos: Si quieres dormir plácidamente, entonces los colchones viscoelásticos son tu opción idónea. Estos cuentan con una adaptabilidad que permite que tu cuerpo descanse en paz y tranquilidad, evitando ese sentimiento de atrapamiento. Son excelentes para eliminar las tensiones y puntos de presión del cuerpo que generalmente se sienten en la espalda, la cadera y los hombros.
  2. Colchones espumación HR: Estos colchones sin muelles cuentan con una buena resistencia como característica principal, además de poder volver a su estado natural después de haberse amoldado al cuerpo durante toda la noche. Y aunque los colchones de este tipo no son muy famosos, cuentan con una gran firmeza, además de ser excelentes para ayudar con la transpiración al dormir.
  3. Colchones de muelles: Si tu objetivo es dormir con tranquilidad, lo que puedes hacer es valerte de un colchón con muelles, con el fin de poder descansar y mantener una buena postura. Los mismos se dividen en:
    • Los muelles continuos: Estos pueden contar con un entramado de hilo metálico que se recubre por diferentes capas, teniendo una mejor adaptabilidad con el cuerpo.
    • Los de muelles independientes: También conocidos como bicónicos, se caracterizan por ser más estrechos en el centro cuentan con un recubrimiento variado en cuanto a materiales por lo que su comodidad para dormir cambia en función de este; pudiendo ser látex o espuma.
    • Muelles embolsados.
  4. Colchones de micromuelles ensacados: Este tipo de colchones están compuestos por una gran cantidad de muelles de tamaño muy reducido que se distribuyen por todo el colchón mediante sacos de igual tamaño. Estos colchones son uno de los mejores para tener un descanso corrido. Pues permiten mantener una firmeza adecuada, una gran temperatura, y excelente adaptabilidad al cuerpo. Eso sí, es uno de los colchones más sofisticados, por lo que serán los de mayor costo en el mercado.
  5. Colchones de látex: Estos son creados en función al caucho que se mezcla con otros materiales. Su núcleo está perforado, creado así para que se pueda evitar la transpiración. De estos puedes conseguir dos modelos: los de látex natural y los de látex sintético, cambiando su función un poco en cuanto a la firmeza que presenta. Aun así, ambos destacan por ser ideales para mantener una buena temperatura y adaptabilidad firme. Un buen ejemplo son los colchones king size con tecnología memory foam, muy recomendados y super cómodos.

Ojalá hayamos podido ofrecer un poco de claridad en la odisea de comprar un nuevo colchón y toda la información haya sido de vuestro interés. Espero que vuestro nuevo colchón sea el adecuado y comiencen de una vez por todas a descansar como toca. Saludos!

¿Que piensas?

comentarios

Anterior