Todo lo que necesitas saber sobre persianas y cómo elegirlas

El proyecto de construir, decorar y armar nuestro propio hogar es algo especial que no se debe pensar a la ligera. Cada detalle cuenta para que nuestra casa se convierta en un hogar que podamos compartir con nuestra familia cada día. Elegir las persianas adecuadas forma parte de este proceso, ya que son esenciales, tanto para limitar la luz que deseamos, como para aislar el interior de los ruidos y la temperatura.

¿Qué tipos de persianas hay?

Existen diferentes tipos de persianas, aunque las enrollables son las más demandadas. En este artículo te contamos los diferentes tipos de persianas a medida que puedes encargar para tus ventanas y cómo elegir las más adecuadas según tus necesidades.

Las persianas enrollables

Son de material textil que se enrollan sobre un tubo redondo colocado en la parte superior. Actualmente son una opción práctica y funcional en la decoración de interiores. Para oficinas, viviendas y locales es una opción vanguardista si te gusta el estilo actual.

Las persianas enrollables son perfectas para tener un control de la cantidad de luz exterior que entra en cada estancia. Se pueden integrar en todas las ventanas y los tejidos proporcionan una alta protección solar. El sistema de enrollado y desenrollado se puede motorizar, lo que facilita su uso en el caso de ventanales de grandes dimensiones.

Las persianas alicantinas

Las persianas alicantinas son decorativas y funcionales. Todos hemos visto este tipo de persianas en las casas desde hace años, porque eran baratas y un símbolo del estilo de vida mediterráneo. Las más tradicionales son de madera, aunque también puedes encontrarlas de bambú y de PVC. Se enrollan y desenrollan mediante una cuerda y presentan la ventaja de que siempre permiten el paso del aire.

Protegen tu casa del exceso de luz exterior, especialmente en los días calurosos de verano, y proporcionan una gran intimidad. La instalación es muy sencilla y son de fácil reparación: la persiana lleva en la parte superior dos anillas que se cuelgan del hueco de la ventana. La estructura es muy simple: las lamas de la persiana se engarzan mediante grapas de acero, que las dotan de cierta movilidad. Mediante una cuerda que pasa por la polea superior, se enrolla sobre sí misma. Para extenderla basta con liberar la cuerda y dejar que baje por su propio peso.

Las persianas metálicas o de aluminio

Las persianas metálicas y de aluminio han sufrido una gran transformación durante los últimos años, tanto en lo referente a los materiales como a la facilidad de instalación. Actualmente, este tipo presenta numerosas ventajas frente a otros sistemas:

  • No necesitan mantenimiento.
  • Tienen un alto nivel de aislamiento térmico y acústico, superior al de otros materiales como el PVC.
  • Puedes encontrar las persianas de aluminio en una gran cantidad de colores, para combinar con los perfiles de tus puertas exteriores y ventanas.
  • El aluminio es un material muy resistente frente a las inclemencias del tiempo, el agua, la sal y la humedad ambiental.
  • Son un elemento de seguridad en la vivienda que protege ventanas, puertas y balcones.
  • No son inflamables, lo que aumenta la seguridad en la vivienda en caso de incendio.

Las persianas venecianas

Las persianas venecianas son persianas formadas por lamas que suben y bajan mediante un sistema de cordeles. En otros modelos, las lamas se pliegan sobre sí mismas gracias a unas varillas que las guían. Además, pueden girar para permitir más o menos paso de la luz, según el ángulo que formen con la vertical.

Las lamas de las persianas venecianas son de diferentes anchos y grosores, así como de materiales diversos. Puedes encontrarlas de aluminio, madera y PVC, con diferentes precios según el material. Algunas de sus ventajas son:

  • Son muy prácticas y apenas necesitan mantenimiento, basta con eliminar el polvo de las lamas de forma periódica.
  • Son ideales para personas con problemas de alergias, ya que no acumulan ácaros al no ser material textil.
  • Proporcionan intimidad sin evitar el paso de la luz natural.

Las persianas de seguridad

Las persianas de seguridad antirrobo son una medida muy utilizada para proteger los hogares de robos y asaltos. Están fabricadas en acero reforzado y se accionan a través de sistemas a distancia o remotos.

Este tipo de persianas permite el paso de la luz natural al tiempo que aísla térmicamente tu vivienda. Regula la temperatura interior y mantiene los valores constantes, tanto en verano como en invierno. Es también una barrera efectiva contra el ruido exterior. Se pueden instalar persianas de seguridad en toda la vivienda. Un técnico lo hará en una hora, aproximadamente, por cada una.

Las persianas eléctricas

Gracias al desarrollo de la domótica en los últimos años, actualmente puedes disponer de persianas motorizadas para tu vivienda con todas las ventajas que ello supone. Estas aumentan la seguridad de tu hogar y te proporcionan protección frente al ambiente exterior. La mayor parte de las mismas pueden motorizarse y un experto lo hará de forma fácil y segura.

Las persianas motorizadas

Una gran parte de las persianas eléctricas puede incluir un programador automático para accionar la misma. De esta forma, podrás decidir cuándo se abrirán y se cerrarán las de tu vivienda incluso sin estar en ella. Esto supone un gran ahorro energético y una medida de seguridad extra para tu hogar. Actualmente existen sistemas inteligentes para que puedas accionar el sistema desde tu teléfono móvil.

¿Que hay que saber al momento de elegir una persiana?

Para elegir unas persianas con buen gusto, tan sólo haz de tener en cuenta la decoración, el tamaño de los ventanales y las tareas que realizarás en la estancia donde serán colocadas.

Lo primero que debes hacer antes de comprar una persiana es obtener la medida exacta, cuando la ventana ocupa toda el área, los números deben ser exactos -de pared a pared-, mientras que si se sitúa al centro de la habitación se recomienda añadir 10 centímetros por lado

¿Que piensas?

comentarios

Anterior

Próxima